Columnas

“No lo tengo muy claro”

24/01/2016

Parque Nacional del Chiribiquete

El drama del Niño no solo representa una amenaza al clima, al régimen de lluvias y sequía, sino una grave crisis ambiental con consecuencias económicas, ecológicas y sociales. Al ser una crisis del medio ambiente, el ministro que enfrenta semejante desafío tiene que ser un experto. Debería conocer a fondo los problemas del cambio climático, del agua, de la deforestación, de los embalses, de los bosques que protegen los manantiales, de la legislación al respecto, de las medidas urgentes para mitigar el daño, etc.

Pues bien, el otro día leí, parpadeando de asombro, pedazos de la entrevista que Camila Zuluaga le hizo en El Espectador al ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo. La respuesta reiterada, casi un tic nervioso a las preguntas de la periodista, fue esta: “No lo tengo muy claro”. Pregunta la periodista si los compradores de Isagén tendrán exigencias legales para la administración ambiental de los bosques adquiridos. Y el ministro: “Si está reglamentado legalmente, no lo tengo muy claro.” Luego le pregunta si el agua de las hidroeléctricas se puede usar para otros fines que no sean energía. Y el ministro: “Ese tema no lo tengo claro.” Después insiste en que no habrá racionamiento, cuando cientos de pueblos se mueren de sed y hasta en Medellín (con todo y EPM) ya empiezan a quitar el agua. Sobre la escasez y muerte de peces por la sequía el ministro dice que “recibí un informe en el que se conoce que hay una mortandad de peces que es la tradicional”. Ahí el ministro no dice que no lo tiene claro, pero evidentemente no lo tiene claro pues basta recorrer los ríos para saber que la pesca está en sus mínimos históricos.

Si un ministro no tiene claros los temas de su cartera, con un poco de introspección, debería sacar sus propias conclusiones, y no hacerle daño al gobierno y al país. Tengo entendido que el ministro Vallejo trabajó en El Tiempo como experto en marketing, y que fue escogido en el cargo más por su simpatía que por sus competencias. Pero no basta ser amigo del presidente, ni buena persona, para ser buen ministro de algo que no se conoce: al aceptar el cargo se le hace un daño al amigo y por ahí derecho al país. No es una cuestión personal, sino profesional: yo, por ejemplo, no serviría para ser ministro de nada. Y da la impresión de que Vallejo no es idóneo para ministro de Ambiente.

Es inolvidable otra metida de pata del ministro Vallejo. Fue con Yamid Amat, en televisión. Ahí él dijo una gran burrada, que seguramente obedeció a confusión mental, pero imperdonable en un ministro, y más si es de Ambiente. Hablaban sobre el Parque Nacional del Chiribiquete, uno de los santuarios naturales más ricos del mundo, tres millones de hectáreas de selva casi virgen. Se le zafó esta perla: “en el Chiribiquete no hay vida humana, salvo los indígenas que se considera todavía están allí, que nunca han salido de allí, pero allá no hay vida humana.” Sobran los comentarios.

Colombia, desde los ojos de ciertas personas que solo han vivido en otros países y en Bogotá, parece un país imaginario. No es el país de quienes pasan a pie el río Cauca, con el agua a los tobillos, como si fuera una quebrada, en sitios donde antes tenía metros de profundidad; tampoco es el país que se derrite en los playones kilométricos del Magdalena seco, ni el país sin bagres ni bocachicos. ¿Qué le puede importar a uno el bocachico si almuerza salmón importado? ¿Y qué va a saber uno del Chiribiquete si su contacto con la naturaleza son las vacas lecheras de la sabana? No digo esto por regionalismo. Lo que señalo es la falta de curiosidad y de información de ciertas élites. No miran, no se informan, no van a ver, no se involucran. Como viven de espaldas a la selva, les parece que allá no hay vida humana, sólo mosquitos, ranas (e indios). No hay que pedirle mangos al uchuvo, y un sabio en marketing no tiene que saber de impacto ambiental. Pero tampoco puede estar “en el lugar equivocado”, como dice la publicidad.

 

You Might Also Like

  • Catalina Meza 24/01/2016 at 8:36 am

    “No lo tengo muy tengo claro” por qué no protestamos y pedimos su renuncia a un tema tan estratégico como el Medio Ambiente