Artículos

El colapso de la comuna 14

03/11/2013

Los ricos de Medellín le están torciendo el pescuezo a su gallina de los huevos de oro. La comuna 14, popularmente conocida como El Poblado, vive un nuevo auge de especulación inmobiliaria. En lotes sin áreas verdes suficientes, con unos permisos de Planeación incomprensibles, respetando retiros que parecen de La América (o de la comuna 12), están construyendo un montón de torres enormes con apartamentos diminutos y terminados de segunda. Aprovechándose de las ansias de ascenso de una nueva clase trepadora que confunde los nombres de los barrios con el nivel de vida, venden una colmena de apartamentos baratongos ofreciendo el sueño del bobo de vivir en ¡El Poblado! Y muchos se tragan la idea incomprensible de que es mejor apeñuscarse en 50 metros cerca de las transversales que vivir 90 al lado de una estación del Metro en El Estadio.

 

colapso

Recorte de la columna “El colapso de la comuna 14”, 12 de enero de 2003.

El problema es que la comuna 14 se cuelga de las laderas más inestables de la ciudad, no tiene vías de acceso para evacuar los vehículos que hay (mucho menos los que vienen), carece de servicios suficientes, no tiene andenes, parques, plazas, transporte público suficiente. La comuna 14 no fue pensada como barrio sino como suburbio residencial con grandes zonas verdes. Se suponía que iba a ser el paraíso de los más pudientes. Ahora es el paraíso de la pólvora, los mariachis, los centros comerciales y los hipermercados. Día tras día cabe menos la gente. Y no es la que camina, pues en esta comuna no se puede caminar, sino la que anda en carro, una persona por carro, dos carros por familia.

Las colas asfixian, el esmog ya empieza a sentirse, sube el ruido, se talan los árboles (en especial entre el 24 de diciembre y el 6 de enero, cuando nadie trabaja ni hay vecinos que protesten), desaparecen las pocas casonas y áreas verdes que quedaban todavía. En la comuna 14 no hay ni un solo parque con zonas verdes. Hay uno privado, es cierto, el campo de golf del Club Campestre, pero ningún alcalde ha tenido la buena idea de comprar los grandes lotes de algunas fincas antiguas (todavía quedan dos o tres), para hacer un sitio donde la gente se pueda sentar a no hacer nada debajo de los árboles.

En lomas de poco espacio y gran pendiente, todos los días, una fila de malhumorados choferes se marcha pasito a paso hacia el trabajo, o vuelve parachoques contra parachoques de la oficina, sudando y maldiciendo por los tacos, tratando de no ver la colmena de niños que piden limosma en los semáfaros. Como nadie camina, los carros ya no caben en los parqueaderos de las iglesias en las idas a misa. Como las calles no son anchas, no hay sitio donde estacionar. Y cada vez hay más robos, más vallenatos, más fiestas inaguantables hasta la madrugada. De noche los muchachos pasan borrachos y zumbando en los carritos de sus padres, haciendo chirriar las llantas y sin un solo guardia de tránsito que los haga parar y les mida el alcohol.

La comuna 14 está mal planeada como barrio pues fuera de unas de unas pocas manzanas alrededor del parque, nunca lo fue. Era una zona residencial semicampestre. Ahora se está quedando sin el pan y sin el queso: no es un barrio (donde se pueda ir a pie al correo, a la panadería y al café), es decir, no tiene las ventajas de socialización de la ciudad y tampoco es un suburbio, o sea que tampoco tiene el atractivo del aire puro, el silencio y el ambiente de campo. Se supone que en Medellín hay reglas calras para que no puedan construir grandes torres, ni conjuntos de casas apeñuscadas, a partir de una cierta cota en la motaña. Pero esto parece que no se cumple.

Hacia la burguesía miran otras clases, dizque en busca de un modelo de vida mejor. Pero aquí, el que mire hacia la burguesía de la comuna 14 no verá nada distinto que ruido, gente huraña y cerrada, niños malcriados, y ni siquiera un sitio digno donde vivir. Porque claro, en la comuna 14 tampoco hay una sola biblioteca, o una salita de conciertos. Había un cine, La Frontera, donde escogían mejor las películas. Tal vez una de las mayores carencias de la sociedad colombiana consiste en que ni siquiera su burguesía (que supuestamente es educada, tiene buen gusto y sabe vivir) es capaz de construir y proteger un territorio en el que la vida sea más amable y la cultura tenga un lugar.

 

*Esta columna fue publicada originalmente el 12 de enero de 2003 en el diario El Colombiano de Medellín.

You Might Also Like

  • Clotilde Mejia 04/11/2013 at 4:00 pm

    felicitaciones por el artículo me parece muy completo y es verdad yo tampoco vivo bien aqui…

  • Alberto 04/11/2013 at 6:38 pm

    Este edificio parece uno de esos proyectos de vivenda en USA. Algo asi como interes social. Lo siento si ofendo a alguien, pero en esa congestion y sobrepoblacion del poblano….ni regal ado .

    • Diana Gomez 08/11/2013 at 5:10 pm

      Hay una mafia entre politicos y constructores, donde el Plan de ordenamiento deliberadamente no existe, con el fin de que los constructores puedan hacer proyectos donde quieran y como quieran, sin ninguna restriccion ni planeacion. Como siempre el problema es la codicia, la ganancia y la corrupcion.
      Lo peor es que este señor Villlegas, Fajardo, el alcalde y demas miembros del clan no van a responder, va a ver impunidad y nadie va a responder.
      Exigimos el tunel a oriente como eje crecimiento. NO mas construccion en el Poblado !

  • adriana maria echavarria montoya 04/11/2013 at 6:39 pm

    Son unos groseros, desobedientes e irresponsables; No justifican el salario ni honran los cargos.
    Que buenas soluciones propone usted, Gracias por enseñarnos y darnos tantos datos.
    Su fiel seguidora
    La nana.
    besos

  • Juan 05/11/2013 at 12:42 am

    Demasiado acido y resentimiento entre lineas, pero buena reflexion en gral

    • mimilabeille 15/11/2013 at 11:29 pm

      Resentimiento de qué y por qué?

  • Aldo 05/11/2013 at 1:35 am

    Gracias por decirlo tan bien dicho. Entre todas las cosas malas, tal vez la peor es la falta de bibliotecas y espacios para la cultura. Mientras los recursos de la cooperación internacional se utilizan para construir verdaderas bibliotecas en los barrios más pobres de la ciudad en El Poblado el único centro de lectura está dentro de una universidad privada del sector con una colección más técnica que humanista donde es imposible leer porque los niños malcriados se convierten pronto en jóvenes estridentes. Los eufemismos publicitarios de la ciudad son paradójicamente “la más educada” y “un lugar para la vida”. El índice de zonas verdes por habitante es sorprendentemente mayor en Ciudad de México que en Medellín. Afortunadamente todavía hay donde escapar, aunque lo mejor es no revelarle a la turba los pocos escondites decentes que quedan.

  • Maya 05/11/2013 at 1:53 am

    Que articulo mas lleno de odio, envidia, ignorancia, intolerancia y repugnancia por la gente que vive en el poblado, como supuesto escritor asi sea de un blog independiente y sin quien le edite deberia ser mas objectivo al escribir, la conclusion que uno llega cuando lee este articulo es que usted es un ser que carente de valores y por eso trata de reflejar el odio en otros.

    • kathy 06/11/2013 at 5:10 pm

      Sólo para recordarte que Olvidaste leer la parte donde dice que fue un artículo previamente editado y publicado en el año 2003

    • Simbiosis 06/11/2013 at 7:53 pm

      De acuerdo. El Poblado es un sitio hermoso y delicioso para vivir

    • Daniel Hernandez 08/11/2013 at 12:58 am

      me parece que el ignorante es usted, pues sino tiene conocimiento previo sobre un escritor es patético y retrograda entrar a juzgarlo, Hector Abad Faciolince es uno de los escritores colombianos mas reconocidos, quien cuenta con reconocimiento de talla internacional y saca la cara por el país, puede esar completamente seguro de que este hombre tiene la facilidad absoluta de adquirir una vivienda en el poblado, pero simplemente no le intereza

    • sebaslongas 09/11/2013 at 12:19 am

      Saludos MAYA, en primer lugar una corrección amable; no se escribe objectivo, sino objetivo, claro que no es de sorprenderse cuando uno encuentra en su mensaje que no tiene ni idea sobre quién es el autor de esta entrada, y entonces se da cuenta de que simplemente se dedicó a escribir la primera cosa que le pasó por la cabeza porque lee sobre las líneas (si supiera quién es el autor de este artículo sabría a qué me refiero con eso de “sobre las líneas”) sin reflexionar sobre el asunto. Por eso, en segundo lugar, le recomiendo que antes de publicar cualquier comentario sobre cualquier cosa, se documente primero y no incurra en el gravisimo error de juzgar a priori a las personas y lo que presentan al público; Héctor Abad Faciolince es uno de los mejores escritores y columnistas que tenemos actualmente en el país, por lo tanto, no creo que se trate de un ignorante y considero además que El Colombiano es un periódico responsable con sus con tenidos y no iba a dejar de editar algo que se reflejará en sus paginas… Por cierto, Faciolince está transcribiendo el artículo escaneado…

  • Luis guzman 05/11/2013 at 3:12 am

    Estas viendo la ciudad desde una perspectiva erronea, te falta analizar otros factores de por que sucede lo que explicas en tu texto; como por ejemplo del por que las personas ya no caminan en éste sector, creeme que con una loma de 10° de inclinación no quisieras caminar por un largo trayecto. Además en el sentido que escribes sobre los jovenes que manejan los carros de sus padres, haciendo sonar las llantas en las curvas, ¿crees que solo sucede en el poblado? o comuna 14 como la llamas en tu artículo.

    En conclusión, tienes un sentimiento que expresas en tu texto, lo cual es bueno, pero te deja ciego para ver otros factores que influencian la forma de actuar de las personas de la comuna 14, generando así un texto con una sola forma de pensar, negativa, hacia la gente “pudiente” que retuerce el cuello de la gallina de los huevos de oro.

    • Simbiosis 06/11/2013 at 8:01 pm

      De acuerdo.

  • js 05/11/2013 at 3:24 am

    muy cierto, se les cae el imperio poco a poco..

  • Camilo Serna Restrepo 05/11/2013 at 6:02 am

    Es de esperarse que, quien publicó el artículo nunca halla vivido en el poblado; esta es la causa de su resentimiento social y completo desconocimiento de lo que realmente pasa en la zona y de cual es la verdadera mentalidad.

    • Vermelha 06/11/2013 at 8:46 pm

      Me paree increíble que alguien no sepa quien es este señor que escribió este texto, investiguen un poco para que se den cuenta de que no es ningún resentido, y con toda seguridad ha vivido mucho tiempo en el Poblado o en sitios mejores. Es que el apellido no les dice quién es ni de donde viene? por Dios.

    • Ana 06/11/2013 at 9:09 pm

      En realidad, yo que he vivido en el poblado, pienso que este articulo esta en todo la razón, no hay nada que no sea cierto aquí. Puede que te haya ofendido pero eso no quieta lo cierto que tiene este articulo.

      • Simbiosis 07/11/2013 at 2:26 pm

        Pues dependiendo en qué parte del Poblado vivas. Dónde yo vivo es excelente

  • Angela Patricia Ocampo Mesa 05/11/2013 at 10:54 am

    Completamente de acuerdo con este comunicado, y eso que fue publicado en el 2003, o sea 10 anos atras y ya se veia venir una catastrofe en la construccion Antioquena por la ambicion de firmas constructoras de cuello blanco y el sueno paisa de vivir en el poblado. No se nos puede olvidar que Medellin es una Montana, nuestra geografia es muy quebrada, empanada y con muchas quebradas en la subida a palmas que tienen salidas subterraneas y hacen de la tierra un sitio no siempre seguro para construir grandes moles de edificios. Para personas pudientes economicamene o personas de bajos ingresos el unico sueno es tener un hogar seguro, en paz y es un derecho para todos.

  • Julián 05/11/2013 at 11:55 am

    Totalmente de acuerdo contigo Hector Abad, que poco sabemos de calidad de vida los colombianos, somos tan arribistas, tan pendejos y nos dejamos deslumbrar tan facil por cosas carentes de valor que al principio me daba rabia pero ahora me da risa. Espero que en el futuro los colombianos puedan viajar mas y se dejen contajiar por otros modelos urbanos donde el encanto no esta solamente en el sitio geografico sino en otros pequeños detalles que parecen imperceptibles.

  • Luis Esteban ruiz 05/11/2013 at 1:49 pm

    Hector, excelente y eso que es una columna de hace 10 años, lo que más me gustó, es que incluso cómo dice la canción de kraken “nada ha cambiado aún”,pero lo mejor es que concordamos en el hecho en el puntualizas de, que se confunden los términos de burguesia y esnobismo, seguiré esperando con gran atención tus desahogues hacia coelho

  • thomas rueda 05/11/2013 at 3:55 pm

    desde que me lei un libro suyo (el olvido que seremos) soy su gran admirador. mil gracias por deleitarme con sus escritos. En este escrito de hace ya casi 10 años casi que predice el futuro. mil gracias otra vez por su espectacular forma de escribir.

  • MADELAINE LICONA 05/11/2013 at 5:29 pm

    Totalmente cierto y sobre todo actual…

  • Alejandro Daza 05/11/2013 at 10:19 pm

    Totalmente de acuerdo, pero como todo en este país se resume en que una sociedad mafiosa se convirtió en la clase pudiente del país y ahora nos dominan con gobiernos de la demagogia y el discurso mientras los verdaderos problemas parecen que desaparecer en las columnas de blogs y periódicos independientes.
    Aquí los ricos viven como los traquetos que lógicamente solo aprendieron a vivir del hedonismo, ósea simplemente la herencia del pasado.

  • joangar 06/11/2013 at 1:04 am

    Excelente articulo…10 años despues El Poblado está sufriendo los males que pronosticó el columnista.

  • MARIA 06/11/2013 at 2:10 am

    Me encanto el articulo, y no veo recentimiento, sino pura verdad y asi uno no viva en el poblado es verdad todo lo que dices, que la gente pudiente, son los que menos zonas verdes tienen, se empeñan hasta el cuello para aparentar para vivir en el poblado o en envigado, en unos apartamentos diminutos, que parecen unas cajas de fosforos, pero las adquieren por precios astronomicos, como si fueran las mega mansiones, y las pocas casonas grandes bonitas que quedan las utilizan como negocios o spa, y en esas es donde mas o menos hay calles con ceras por donde pueden caminar los peatones, no es recentimiento, es solo que les resaltan la verdad en su cara, y los propietarios de dichos apartamentos nos les gusta que les digan ni dagnificados, ni nada por el estilo, y endichos apartamentos hay gnte que solo contaba con esa casa, entonces si es verdad los “RICOS” DE MEDELLIN, pusieron varios huevos de la gallina de oro en una sola canasta.

  • andres 06/11/2013 at 5:40 am

    mmm, la columna es buena pero un poco salida de contexto, hace 10 años Hector Abad, no era ni medianamente famoso, o al menos no como lo es ahora, pero ya para ese entonces vivía en el poblado, el barrio de los ricos como lo ha hecho siempre y mucho antes vivía en el barrio laureles, según su libro el Olvido que seremos, otro barrio de ricos. Seguramente ahora que ya es reconocido como escritor sigue viviendo en el poblado en una apartamento mucho mejor que el de antes pero en el mismo barrio que el detesta tanto y eso sin mencionar que su familia es propietaria de la empresa inmobiliaria Abad Faciolince, empresa que administra propiedades de ricos y para ricos en barrios de ricos, logrando para dicha empresa y familia posicionamiento en el mercado y por supuesto fortuna. Es decir no es la persona mas indicada para hablar de este tema y menos con ese despotismo. Ya que si sus libros no se vendieran, es muy probable que estuviera viviendo de las administraciones y alquileres de la propiedades de esta gente burgués que el detesta tanto. Pero con seguridad viviría en el poblado. Esta es una columna de dietes para fuera.

    • Simbiosis 06/11/2013 at 7:55 pm

      Muy cierto!

    • Lucas 14/03/2014 at 10:29 pm

      muy clara tu información, y entonces por eso no puede hcaer una crítica que es mas que real? porqué nos duele que se diga la verdad?

  • oscarurrea 06/11/2013 at 2:32 pm

    ese concepto lo tenemos claro,ideas desperdigadas en una verdad de ciudad donde todos sabemos aplicando ese dicho :”de que una mentira de muchos se torna verdad”.sabemos que es el poblado un sitio exquisito para anhelar,soñar,desear un sueño imposible,pero en realidad es un paraiso falto de ese calor humano de barrio,donde lo unico que vemos son la brigada de seguridad de los vigilantes que se ven en sus porterias.las calles solitatias como en un ambiente holliwdense donde parece se dipersara una epedemia.¡claro tenemos que vivir en el poblado!eso nos dara estatus,nombre,asi nos toque habitar en una casa si asi se pudiera llamar,a esas colmenas prendidas de esas faldas

  • yamile castañeda 06/11/2013 at 2:53 pm

    Cobra total actualidad, no es resentimiento ni odio del escritor, para aquellos que les ofendió, no se sientan así, reconozcan que es la verdad, es claro que cada comuna tiene sus problemas, pero hoy la comuna 14 refleja una problemática seria…. señores habitantes de la comuna 14 nadie los envidia ni los odia, por el contrario nos solidarizamos con Ustedes y los acompañamos en su situación, no en vano tanta solidaridad y apoyo en la tragedia SPACE…

  • juan 06/11/2013 at 3:29 pm

    Q tristeza q un señor de buen reconocimiento salga diciendo esto.. es bueno preguntarle algo.. la inmobiliaria la cual es dueña su familia a quien mas le vende o arrienda, a ricos o a pobres.. Ademas le recuerdo q supuestamente en barrios como laureles, belen, la mota donde segun él no vive el estrato 6, el trafico es peor, lo invito a que recorra la 80 y me cuente como le va en hora pico, o es q los unicos q tienen carro en medellin son las personas del poblado… ademas el articulo no es objetivo, es escrito con algun grado de hacersr notar de q existe el autor… pero bueno, da mas tristeza q los demas no sean objetivos, razonables y hasta autodidactas y sencillamente se guian de articulos imparciales….no dire q el poblado es mas seguro, ni tampoco pretendo escribir de q en el poblado no hay tacos, pero por favor mas objetividad en los analisis.. gracias..

  • Simbiosis 06/11/2013 at 7:54 pm

    Pero lo que pasó en Space no implica que El Poblado sea un barrio desagradable o un mal sitio para vivir. Además de ser el barrio más bonito de Medellín sin lugar a dudas. Tampoco implica que las construcciones de los demás sectores de Medellín si sean buenas.

  • Ana 06/11/2013 at 8:54 pm

    Lo pero es que estoy edificios desequilibrados y perdidos, fueron obra maestra de la constructora de los hermanos del hoy gobernador de Antioquia( en ese entonces alcalde de Medellin)….es que para eso si son innovadores….
    Y aqui señores…..No Pasa Nada!!!!!

  • maria 07/11/2013 at 3:20 am

    Muy en desacuerdo con lo que dice este articulo. La manera de mirar las cosas es un reflejo de resentimiento muy grande!! No se puede generalizar que porque alguien tenga el dinero para comprarse dos carros es mala gente, que tenga para estudiar en una universidad privada no va a ser educado ni querido. Puede que hayan niños malcriados, como también en los barrios mas pobres de la ciudad también lo hay. Y lo mismo pasa con la gente bien educada, esque tener dinero no quita lo otro, ser de un estrato o del otro no quita lo que son las personas!

    La importancia que le dan en Medellín a vivir en el poblado no es un problema de la gente que tiene dinero, es un problema de una sociedad que ha crecido estratificada y que lo primero que hacen al conocer a una persona es preguntar, y tu? donde vives? para juzgarte y saber si tienes plata o no, por ende, saber si se relacionan contigo o no.

    El Poblado es precioso, si la gente no camina es porque es un peligro andar en la calle después de las 6 de la tarde solo. Si no hay parques es porque también en este momento los bandidos se aprovecharian de esto exactamente como lo fue en la presidenta, que sirvió de violadero y de plaza de vicio.

    ES UN PROBLEMA DE SEGURIDAD. ES ASI DE SIMPLE.
    EDUCACION.

  • Cat Katarsis 08/11/2013 at 2:01 pm

    se siente un aire de resentimiento en su planteamiento y análisis, debería estar enfocado en la falta de planeaciòn, responsabilidad social y ambiental, no en estar resentido por la gente que tiene o no dinero, pues mucha gente de esa que usted desprecia por su dinero se lo han ganado trabajando duramente con el sudor de su frente, sin regalos ni herencias…. ademas le recuerdo que el poblado ya no es un sector donde viven los ricos, pues los verdaderos ricos no viven en medellin, viven en llano grande….

    no me gusta el resentimiento con el que escribe este señor contra las personas que vivimos en esta comuna, pero es verdad que este barrio de clase media alta es hermoso pero insoportable.

    • Yaquelin 22/11/2013 at 10:32 pm

      Totalmente de acuerdo Cat, una cosa es exponer los problemas de la comuna por la forma como se ha desarrollado y otra son los comentarios fuera de lugar y generalizados hacia las personas que viven en ella.

  • Natalia Hurtado Vallejo 08/11/2013 at 2:21 pm

    Es muy bueno el artículo, pero hay partes en la que se exagera un poco, si hay andenes, si se puede caminar, hay tres flotas de buses que pasan por El Poblado y si hay parques y zonas verdes. Como La presidenta al lado del hotel Dann Carlton, la mini reservita que hay al frente de la universidad EAFIT y puede que hayan otras. Creo que faltó investigación.

  • Felipe Gaviria 08/11/2013 at 2:37 pm

    Algunos no leen, otros solamente no tienen memoria ( o son muy niños) y la mayoria simplemente no ven.

  • Alejandro Muñoz 09/11/2013 at 2:52 pm

    Nosotros vivimos al revés de los países desarrollados, en Europa y USA la clase rica vive en casas con su propia zona verde y amplias, las clase media y media baja viven en aptos o pisos que llaman de poco espacio, En Colombia se cree que vivir en un apto es lo mejor pero que mal estamos sin una visión de vida clara como dice el escrito …..

  • MONIQUE 13/11/2013 at 2:14 am

    Se nota que muchos de los que escriben son esos jovenes mocosos mal educados y faltos de espacios de lectura. Yo he vivido en ambos lados de la ciudad, ahora estoy en el Poblado y comparto plenamente con el autor si visión. No es resentimiento, como algunos mencionan…. Es falta de cultura, de estudio y de pensar en los demás antes que en nosotros mismos. Los invito a visitar el archivo historico de la Biblioteca Pública Piloto, deben leer sobre la historia del desarrollo arquitectónico de esta ciudad. Así descubriran la cochinada que políticos de turno hacen en pro de sus familiar constructoras y jovenes, no se las den de cultos, tezos, ni super dotados… Que esa es otra tara que sus padres les hicieron creer para ser cada día mas mediocres e irrespetuosos con el peatón, sobornando tráficos y hablando sin tener conocimento.

  • sandrua6sandra 14/11/2013 at 2:27 am

    parece la vencidad del chavo mejor dicho la vendidad del chavo es muchisisisimo mejor

  • mauro b 23/11/2013 at 3:02 am

    lo que pasa es que de el FAMOSO POBLADO solo queda el nombre y la fama pues los adinerados ya no viven alla y dejaron ese puesto para aquellos que se creen con dinero y estatus y quieren aparentar. entonces se van para alla a vivir en 50 metros cuadrados y viviendo como racimos de uvas lastima las apariencias y viviendo como asignados QUE PESAR

  • Hugo 23/11/2013 at 5:34 pm

    Gente que estudia en las mejores universidades y no saben tratar al próximo , así son ellos es que mayor estrato y mayor miseria mental.

  • Ignacio Betancur Pérez. 24/11/2013 at 5:43 pm

    Para que se enfrascan en una polémica tan pendeja,, cada uno defendiendo su estrato, su barrio , o su orgullo,, lo que sea, por una palabras que escribió Héctor Abad.
    Si la realidad es una sola: Esas montañas no pueden con tanto peso, y eso que aún no ha pasado Nada, los inviernos cada vez son más fuertes, en Bello por el lado del mirador ya empezaron a invadir el cerro Quitasol, construyendo un gran colegio, y por supuesto a la vos de diez; ahí mismo comenzaron las constructoras a arañar el cerro Quitasol. Por supuesto que la vista es hermosa, el canto de los pájaros es lindo, el aire es limpio etc., pero porque los dueños de las constructoras no quieren a nadie de sus seres queridos disfrutando de estos privilegios,,, porque?,,, Ellos saben que la tierra se está moviendo, y el peso y la vibración son mortales con el tiempo para estas Montañas.. Varias veces en mis idas a acampar con mis compañeros a Cerezales (arriba del quitasol), nos ha tocado ver piedras rodando, hasta de casi media tonelada,, solas,, nadie las ha empujado. La tierra no para de moverse.. Antes la gente no construía en esas lomas porque sabían las cosas,,, Ahora las saben,, y sin embargo construyen, desde que haya incautos que compren; seguirán ladera arriba construyendo..
    La vida vale poco…

  • Diana 26/11/2013 at 2:15 pm

    Podrá ser muy Hector Abad Faciolince y lo que sea, pero cómo se nota que para escribir el artículo se limitó a “pasar visita” por las zonas congestionadas y malucas del Poblado, y ya. Es cierto que hacen falta escenarios culturales y deportivos, pero aún así, SI hay parques, SI hay zonas verdes, y al menos en los sectores que conozco es muy tranquilo, contrario a lo que el artículo dice, y el resto de los problemas de mala construcción, colmenas de interés social, contaminación, ruido, tránsito, sobrepoblación y sobreurbanización, son problemas de CIUDAD, y no sólo de Medellín, se ve en todo el mundo, “hasta en las mejores ciudades”. Sé quién escribió el artículo y lo respeto, pero olvidó por completo la objetividad que se supone debe tener una persona de su nivel al escribir este tipo de artículos.

  • John Drews 27/11/2013 at 11:20 pm

    k tal …..por fin alguien dice la verdad, aunque fuese escrita algunos años pasados; hoy día y ante la realidad que nos aqueja queda demostrado que están construyendo casas de inversión popular al costo de estrato 10……

  • Elizabeth Ocampo 14/03/2014 at 4:53 am

    Me encantó el artículo.

  • Ricardo Mantilla 30/03/2014 at 1:36 pm

    Que polémica se armó aquí, cabe anotar que no vivo en el poblado, vivo en la Loma de los Bernal (algo parecido) un buen artículo con unos cuantos desaciertos, le faltó decir que es un lugar tranquilo, bonito, de viviendas de buen aspecto, y donde no todos los sectores son como los describe el artículo. Pero es claro que a mi generación le están vendiendo un falso sueño y estatus de vivir en el Poblado.

  • Un Central Park en Colombia | Las2Orillas.CO 28/06/2014 at 11:31 am

    […] de algunas sociedades de preservarlas aunque vayan en contravía con los planes ambiciosos de los constructores de centros comerciales y unidades cerradas o de concesionarios de automóviles. Por supuesto, el […]

  • Diana 31/01/2015 at 4:51 pm

    SIn duda un estupendo ariculo de alguien con una opinión tan siempre certera y directa como el señor Faciolince. Es una triste realidad que afecta no solo a las personas que viven en el sector sino a aquellos que nos preocupamos por la transformación que esta sufriendo la ciudad que no es del todo para mejorarla.

    Gracias por compartir el artículo.